lunes, 23 de noviembre de 2020

Los ascensos y retiros en la Policía Nacional: etapa traumática, estresante , llena de lobbies y traficantes de humo.

 


Los ascensos y retiros en la  Policía Nacional: etapa traumática, estresante , llena de lobbies y traficantes de humo.

En estos meses ( noviembre, diciembre) , se juega con la fantasía de los policías porque la verdad suele ser dura y desagradable : como no existen reglas claras en los ascensos o un plan de carrera que se respete , hace tiempo que los ascensos a general , un ascenso netamente “político”, de “confianza”, escapó al poder discrecional del comando policial o del ministro del Interior ; todo se orquesta o se digita desde el Palacio del Gobierno y el margen que le dejan al director general de la PNP y al ministro , son muy pequeños . 

Siempre en los  retiros nos hacemos estas preguntas : ¿Por qué le dieron de baja a ese buen Oficial? ¿Qué hizo para ser considerado en la lista de renovación o retiro?

No existe una etapa más traumática, estresante, llena de tensión , en donde aparecen los lobbies y traficantes de humo, que la etapa de los ascensos, los cambios de colocación y las invitaciones o retiros.

Los policías en estos meses ( noviembre –diciembre) viven esta situación traumática con las invitaciones por renovación que  realiza el comando policial con la venia del ministro del Interior de turno . Y, no sería raro que también el nuevo ministro del Interior, Rubén Vargas, sea proclive a este ritual de invitar unos 200 a 300 oficiales y subalternos teniendo carencia de policías a nivel nacional , truncándoles su proyecto de vida .

Es una etapa nebulosa donde todo está permitido, porque las reglas no son claras y transparentes en cuanto a los ascensos  y retiros,  principalmente, en los niveles más altos. Prácticamente, desde los meses octubre, noviembre y diciembre, todo el trabajo se paraliza o baja en un alto porcentaje porque los policías están pendientes de los ascensos y de las invitaciones.

Esta tensión se acrecienta cuando salen publicadas las posibles listas de los generales que se van al retiro , muchos de ellos cuando recién empiezan a saborear el dulce o elixir del poder . 

Esta etapa febril , tensa, no deja dormir a los coroneles , principalmente aquellos que están en salmuera para el ascenso a generales .

Hasta la familia se contagia del estrés,  sienten los temores, las esperanzas se alejan .

La esposa, los hijos, los suegros, el padre; todos, viven , gozan y padecen con el policía que se presenta al ascenso o cuyo nombre ha sido colocado en una lista apócrifa para ser invitado al retiro a fin de año.

Te quedas, asciendes. Sueltan las bolas, rumores, que corren por los  pasadizos de la policía  quiénes se van, quiénes se quedan, algunos saben hasta sus puntos débiles, tu puntaje, los cursos que te faltan, quiénes pueden ser los posibles candidatos para el ascenso al grado inmediato superior, quiénes están boceados , quiénes son los potenciales ;  se miran los rostros, tratan de descubrir sus secretos.

Los que están seguros que ascienden o se quedan , se mantienen fríos, distantes y no entran al juego .

La mayoría sabe que no existen reglas escritas y todo vale : Lobbies, arrastradas, hincadas,  regalos, cenas, etcétera.

Se empieza a buscar al padrino, al congresista, al secretario privado del presidente de la República, a los amigos y conocidos del ministro del Interior o del Comandante General de la Policía Nacional. Todo vale , se  piden préstamos para los regalos, las cenas, aparecen los “mecedores”, los “traficantes de humo”, los que dicen conocer a tal político, congresista, etcétera.

Los ministros del Interior y el comando policial , cada año, cambian las reglas de juego, todo obedece a una táctica calculada, mientras venden hacia fuera transparencia, que este año todo será diferente, que se respetará la antigüedad, la capacidad, el talento, la “meritocracia” .

Ahora se comenta el mal uso o aplicación del Decreto de Urgencia N° 012-2020 del 18 de enero de este año que establece medidas temporales para el pase a la situación de retiro del personal policial por falta de idoneidad en el cumplimiento de sus funciones – como si fuese fácil determinar quién o es o no idóneo en la PNP por carecer de un banco de talentos – el cual tendría por objeto aplicar la parte transitoria y subrepticia para efectuar cambios en lo relativo a la carrera policial que no son acordes con la realidad,  toda vez que los cambios generales lo realiza la Dirección de Recursos Humanos , no a título personal, por lo que no se entiende por qué le quiere dar puntaje que lo coloca en ventajas para el ascenso a los que trabajan en ciertas unidades ( Comisarías , Divisiones de Investigación Criminal y otras 98 unidades ).

Este puntaje les daría cierta ventaja para los ascensos , generando resquemor y resentimientos en los otros policías que siente que serán marginados del ascenso teniendo antigüedad para ello .

Lanzan comunicados anónimos porque nadie los escucha y tildan que algunos generales se prestan a la jugada con la finalidad de  ascender a sus allegados haciendo valer en estos tiempos el  Decreto de Urgencia N° 012-2020 del 18 de enero 2020 que  fue observado por el Comisión Permanente del Congreso por inconsistencias en su contenido al no respetarse el debido proceso en los ascensos disponiendo que sea evaluado en otra legislativa , incluso, el comando policial nunca lo ha utilizado para algún tipo de investigación , no contemplándolo en su normativa vigente .

Como algunos oficiales no alcanza el puntaje para el ascenso se pretende aplicar este decreto de urgencia con el fin de favorecer a un grupo de oficiales por lo que existe más de mil reclamos solicitando justicia para neutralizar la aplicación de este decreto de urgencia más aún cuando el proceso de ascenso empezó el primero de enero del 2020 y el decreto se publicó el 20 de enero 2020 . Ante esta situación ,  muchos oficiales  y suboficiales piden  justicia ante el abuso que lo único que hace es debilitar la unidad institución . Pero nadie los escucha.

La palabra “meritocracia” se pone de moda en  estos tiempos pero  pocos entienden que significa, pero suena bien.  

El ministro dirá que la  meritocracia que impulsa el gobierno en el sector público es fundamental y no respetarla crearía malestar, disminuye la moral del policía y la institución se desprestigia.

El ex ministro del Interior (Hernani Meloni)  lanzaba la propuesta de ascender a los mejores coroneles de la Policía  que se encuentren aptos para el ascenso para que ocupen los cargos en los cuales tengan que administrar recursos del Estado como combustible, alimentos. Quería asegurar que los futuros generales no metan la uña en estas áreas sensibles y para ello, debía revisarse su trayectoria profesional .

El  ministro del Interior, Octavio Salazar, manifestó que era necesario implantar la meritocracia en todo nivel del personal policial .

Pero al final , todas estas medidas no pasan de ser demagógicas, populistas .

En estos meses , se juega con la fantasía de los policías porque la verdad suele ser dura y desagradable : como no existen reglas claras en los ascensos o un plan de carrera que se respete , hace tiempo que los ascensos a general , un ascenso netamente “político”, de “confianza”, escapó al poder discrecional del comando policial o del ministro del Interior ; todo se orquesta o se digita desde el Palacio del Gobierno y el margen que le dejan al director general de la PNP y al ministro , son muy pequeños . 

Esta situación también les causa  estrés, insomnios,  al ministro del Interior  y al Comandante General de la PNP  porque ellos también quieren quedar bien con los miembros de sus ex instituciones ( PIP, GC, GRP), tienen sus “corazoncitos”, quieren quedar bien con los compadres, los entrañables amigos, con algunas ONGs que patrocinan y apoyan el ascenso de algunos coroneles, con los congresistas que tienen sus candidatos, con la familia, etcétera . Todo es un cambalache .

Pero de lo que podemos estar seguro – ya no existe dudas porque así lo dijo un ex ministro del Interior cuando le preguntaron sobre los ascensos a generales en la policía(  creo que fue Gino Costa):  “Los  ascensos a generales son políticos”. Y de esta manera trazó la línea de cómo serían los ascensos a generales.

Es  una verdad de Perogrullo, así no quieran aceptarlo, el ascenso al grado de general es “político”, está teñido de política, suda política, dicen que es un grado de confianza. Si esto es así, entonces ascienden los coroneles que gozan de la simpatía del Gobierno de turno ,  que tienen buenos padrinos, que logran llegar al " poder detrás del trono", a la cúpula gobernante,  al secretario privado del presidente de la República, al presidente del Congreso, al empresario que es amigo de algún político, a las ONGs que promocionan algunos ascensos para generales porque quieren "información" o buenos contactos con oficiales en áreas estratégicas.

Se les invita con prioridad aquellos generales que se encuentran comprendidos en alguna investigación sin interesar si son culpables o no vulnerándose el principio de presunción de inocencia para satisfacer a la fiera mediática .

¿Quiénes son esos coroneles afortunados que cuentan con este apoyo político?

Nadie lo sabe, aunque todos lo sospechan. 

Estos coroneles son una tumba, mantienen en secreto estos contactos, no dicen nada, escuchan, van a las reuniones, felicitan a los prospectos, celebran con ellos,  les dicen que ya es un hecho, que están en la lista, que nadie los moverá- tal vez sea así- .

Como el ascenso a general es “político”, no está sujeto a ninguna regla de juego, y ex profesamente no se ha establecido normas.

Todo se deja al azar , no existe concurso , no hay cuadro de mérito, todo se hace a dedo , por selección .

Dicen que prima la "dedocracia" antes que la meritocracia y que por eso , el comando policial está lleno de generales que deberían regresar al curso de capitanes a refrescar sus conocimientos y recibir pastillas de " desahuevinas". 

En estas etapa, como el grado de general es político y no existe reglas claras, muchos coroneles que pretende llegar a ser general , la máxima aspiración de un policía, la cima del poder , deben fortalecer sus rodillas o convertirse en un experto lobista ,  de paso, sacar sus ahorros o prestarse un capital , no tan pequeño, para los regalos, las cenas o los compromisos que requiere este antiguo oficio .

Para llegar al grado de general se camina por un sendero pedregoso, lleno de espina en donde las traiciones y deslealtades está en cada esquina .

Si a un coronel le dicen que para su ascenso a general debe matar, lo hace. Traiciona a sus amigos, promociones, le clava el puñal.

¿Por qué tanto interés en este grado?

Este grado te permite administrar los recursos de la institución. Si tienes suerte y amigos en el comando policial o el ministerio, puedes llegar al suministro de combustible o de alimentos. Y, de pronto, del departamento en donde habías vivido gran parte de tu vida como oficial, te trasladas a vivir a una lujos y confortable vivienda de dos pisos en Casuarinas, La Molina , Salamanca . Pero, para cubrir las apariencias de vez en cuando bajas al apartamento. El Chalet se guarda bajo hermetismo.

Hasta coronel puedes ascender por tus propios méritos; más allá, es cuestión de suerte, oportunidad o compadrazgo, porque todos los años se cambian las reglas de juego para el ascenso.

La razón de este cambalache en los ascensos es que si existe un   plan de carrera nadie lo cumple porque  no conviene a  ciertos intereses ,  principalmente en los más altos grados, tal es así que los procesos de ascenso son injustos, discriminatorios , abusivos, en donde todo se permite , los lobbies y el tráfico de influencias .

Normas y procedimientos para los ascensos existen y en demasía . Tal es así que todos los años se cambian las reglas de juego para los ascensos hasta coronel . La lista es interminable en canto a decretos supremos que han modificado el reglamento de ascensos .

El reglamento de ascensos ha sido cortado, mutilado, parchado, remozado, siempre con un criterio que obedezca a los intereses del comando policial de turno o del ministro del Interior , causando daño letal a las expectativas de los oficiales que después de este proceso, quedan duramente  golpeados , moral y psicológicamente .

¿Qué hacer? No existe una solución más efectiva que la transparencia y establecer reglas precisas, en cuanto a los ascenso e invitaciones para acabar de una vez por todo con los lobbies y tráfico de influencias de parte de políticos, empresarios, ONGs, congresistas, etcétera. 

Estas medidas pueden ayudar: 

1. Colocar un gran panel electrónico en el hall principal del Ministerio del Interior, con conexión a la página web de la PNP , para que todos los policías conozcan sus puntajes de manera abierta, franca , transparente .

2. Proceder a las invitaciones por promociones , como se realizan en las fuerzas armadas y elaborar de una vez por todas el plan de carrera del policía .

3. Quitarte el tinte político al ascenso de General . 

Si estas medidas la adopta el actual ministro del Interior, Rubén Vargas, se montará en el caballo de la historia .

23 noviembre 2020

Benedicto Jiménez  

miércoles, 11 de noviembre de 2020

EL QUINQUENIO PERDIDO DEL GOBIERNO DE ALEJANDRO TOLEDO EN EL TEMA DE SEGURIDAD CIUDADANA ( 2001-2006)

 


EL QUINQUENIO PERDIDO DEL GOBIERNO DE ALEJANDRO TOLEDO EN EL TEMA DE SEGURIDAD CIUDADANA ( 2001-2006)

 Ante el rumor que circula en las redes sobre el posible nombramiento como ministro del Interior en el nuevo gabinete del presidente Manuel Merino de Lama de Fernando Rospigliosi, uno de los más conspicuos representes de la izquierda caviar , quien años atrás fue censurado y expulsado como ministro del Interior por el Congreso de la República por ser responsable de la muerte del alcalde de Ilave , Cirilo Robles , es oportuno volver a publicar el tema “El quinquenio perdido del gobierno de Alejandro Toledo en el tema de seguridad ciudadana 2001-2006) porque la historia es buena maestra pero nosotros somos malos alumnos.


 El balance se realiza con la intención de sacar lección de la experiencia positiva o negativa que tuvieron los seis ministros del Interior del ex presidente, Alejandro Toledo Manrique, cuando les tocó dirigir uno de los portafolios más complejos y problemáticos como es el Ministerio del Interior , pilar fundamental del gobierno en el tema de la seguridad pública y seguridad ciudadana. 

El Gobierno de Alejandro Toledo tuvo seis ministros del Interior : Fernando Rospigliosi Capurro( periodista, dos veces ), Gino Costa Santolalla( abogado), Alberto Sanabria Ortiz( abogado), José Reategui Rosello( abogado) , Félix Murazzo Carrillo ( teniente general PNP y abogado) y Rómulo Pizarro Tomassio. Los ministros trataron de solucionar el problema de la inseguridad ciudadana , pero todo quedó en buenos intentos y hoy somos testigos que la Capital , por ende el país, sigue siendo un laboratorio experimental de fórmulas fallidas e intentos infructuosos en el tema de seguridad ciudadana y resulta habitual que cada ministro , después que asumir el cargo, intente bajar o controlar los altos índices delictivos a su manera, incluso, borrando todo lo que hizo el antecesor y empezando de cero . 

¡ Craso error! Cuando se nombró al periodista Fernando Rospigliosi como ministro del Interior algunos “especialistas” se mostraron sorprendidos y dubitativos si un periodista podía dirigir un portafolio que se caracterizaba porque durante una década fue el “bunker” de los militares , los mismos que imprimieron su sello personal , dejando la impresión de que solo un militar podía dirigir este portafolio y que los civiles o policías en retiro, no podían hacerlo . 3 Rospigliosi en sus comienzos se hizo asesorar por especialistas de la policía y poco a poco, en su condición de gran polemista , agudo analista político y contando con el apoyo de su gremio , endureció su posición, conforme aumentaba la resistencia de diferentes sectores contra el gobierno y frente a las críticas del régimen, se convirtió en el “parachoques” del gobierno . 

En su intento por cambiar la situación y por sugerencias de sus asesores, puso atención y toda su energía en llevar a cabo la reforma policial como tarea urgente e insoslayable que la población reclamaba debido a que después de una década del fujimontesinismo, el Ministerio del Interior y la Policía Nacional , quedaron “contaminadas” por el militarismo y la corrupción .

 La situación exigía cambios radicales para acercar la policía a la población, quitarle los atisbos de militarismo, acabar con el secreto en el manejo presupuestario, volverla productiva y competitiva . Para llevar a cabo la reforma policial se crea la Comisión Especial de Reestructuración, convocando a destacados profesionales, líderes de opinión y policías de los cuatro códigos ( ex Guardia Civil, ex Policía de Investigaciones , ex Guardia Republicana y Sanidad). 

Esta comisión empezó su trabajo con gran expectativa , pero al final, se perdió en el camino , al igual que la reforma policial , terminando en manos de dos especialistas allegados al ministro Rospigliosi, uno era Carlos Basombrio, quienes intentaron copiar el modelo español de Policía Comunitaria e implantarlo en un país con características tan peculiares y disímiles como es el Perú .Un Libro Verde que duerme en las bibliotecas de la PNP, es el mudo testigo de este infructuoso intento que demandó energías, tiempo y dinero. De esta experiencia de reforma nos queda una institución que empezó a engordar convirtiéndose en elefantiásica. 

El 20 de junio del 2002 , Fernando Rospigliosi , al terminar de leer una carta tratando de justificar que jamás había agraviado al pueblo arequipeño , renuncia al cargo y el 14 de septiembre 2002 , es reemplazado por su viceministro y el abogado, Gino Costa Santolalla , en medio de un ambiente de escándalos por innumerables casos de corrupción que cometían policías en actividad y que la prensa hacía comidilla del día .El nuevo ministro , en su discurso de entrada, promete combatir de manera implacable los actos de corrupción en la policía. 

En diciembre aparece una encuesta que la PNP era la segunda institución más corrupta del país y Gino Costa lanza una consigna cívica con el sugestivo nombre de “¡ No, señor, a la policía se le respeta!”, antesala de una de las más grandes podas que se hizo ese fin de año: se invitaron a 322 policías utilizando el sambenito de “ renovación” . 



Como consuelo, Costa dijo a los medios que "si bien es cierto que iban muchos policías, también se estaba ascendiendo 711 policías". 

La poda y los ascensos de ese año causó el deterioro paulatino de las relaciones entre el ministro y el director general de la PNP hasta el punto que estas discrepancias se hicieron públicas. 

El entorno de Costa consideraba que la molestia de Tisoc se debía a que uno de sus oficiales de confianza había sido sacado de la lista de propuestos para ascender de coroneles para generales ; situación que lo llevó a tomar la decisión de poner su cargo a disposición y solicitar su pase al retiro , generándose una crisis interna que culminó con la intervención del mismo presidente Toledo quien puso “ orden en la casa”, ratificó su confianza en el ministro e hizo un llamado al “rebelde” Tisoc para que se subordine . 

El 27 de enero del 2003, al enterarse que su cartera había sido colocada al mejor postor , Gino Costa presenta su renuncia irrevocable “ , sumándose otros funcionarios a esta decisión, todos de su confianza y misma línea :Carlos Basombrio , viceministro del Interior, Susana Villarán, defensora del Policía y el director del CNI, Fernando Rospigliosi .De esta manera se alejaba del gobierno la izquierda independiente o la " izquierda caviar", dejándole espacio a la línea partidaria de Perú Posible. 

Apenas se fue Gino Costa, entró en su reemplazo Alberto Sanabria Ortiz, abogado y antiguo militante de Perú Posible. Su paso fue bastante efímero. No bien acababa de sentarse en el sillón ministerial cuando le empieza a llover una serie de denuncias de todo calibre con la intención de descalificarlo como titular del portafolio .


 

Entre las más graves estuvo el cobro de doble sueldo , beneficiándose con una resolución aprobada por el general EP ( r )José Villanueva Ruesta cuando fue director general de Gobierno Interior o el recibir dinero por trabajos no realizado. 

Ante la presión de la prensa y la opinión pública se vio obligado a renunciar, ingresando en su reemplazo, por segunda vez, Fernando Rospigliosi, no obstante el malestar del pueblo arequipeño que tomaba su 5 nombramiento como una provocación , quien acababa de renunciar a su cargo como director del Consejo Nacional de Inteligencia ( ex Servicio de Inteligencia Nacional ) .

Estando nuevamente en el poder, lo primero que hizo Rospigliosi fue relevar al teniente general PNP Eduardo Pérez Rocha del cargo de director general de la PNP , invitarlo al retiro y nombrar en su reemplazo al general PNP Gustavo Carrión Zavala. 

El hecho de haber sido nombrado dos veces como ministro del Interior infló su ego , empezó a sentirse indispensable, un predestinado para el cargo, y cometió gruesos errores que lo llevaron a generar conflictos en el interior del gabinete (con el titular de agricultura), darse encontronazos con el presidente Toledo . Estaba tan seguro de sí mismo que no tuvo la intuición de renunciar antes como ministro del Interior , confiado en que no iba a ser censurado por el Congreso por el hecho de no haber podido evitar el ajusticiamiento del alcalde del distrito de Ilave , Cirilo Robles. 

El 5 de mayo 2004 el Congreso de la República, censuró al entonces Ministro del Interior Fernando Rospigliosi Capurro, como el único responsable de la muerte del Alcalde Cirilo F. Robles que fue linchado por el pueblo de Ilave de Puno en la plaza de armas de dicha localidad. Le encontró responsabilidad por cuánto el Alcalde Cirilo Robles días antes a su muerte había viajado a Lima a pedirle garantías al entonces Ministro del Interior Fernando Rospigliosi, quién no quiso recibirlo, lo que no tuvo más opción que dejar por escrito su solicitud de garantías para su vida, sin embargo esa solicitud nunca fue atendida, dando lugar a encontrarse desprotegido .

También el Congreso de la República encontró responsabilidad en el entonces Fernando Rospigliosi Capurro, por cuánto en su periodo de Ministro sacó una norma que el Ministro del Interior era el Jefe de la Policía, lo que dio lugar que la Comisaría de Ilave Puno al verse rodeado por la población, para que no salga en defensa del alcalde Cirilo Robles que estaba siendo linchado en la plaza de armas de Ilave, el Comisario vía radial le solicito permiso al Ministro del Interior Fernando Rospigliosi, en su calidad de Jefe de la Policía, permiso para hacer uso de sus armas de fuego, siendo la respuesta del Ministro Rospigliosi, "ustedes vean lo que hacen, yo no me meto", esa fue la respuesta que fue grabada, por lo que la policía ante la falta de órdenes no actuó .

El ministro del Interior Fernando Rospigliosi fue censurado por el Congreso por no haber tomado medidas para evitar el linchamiento del alcalde del pueblo andino de Ilave, cercano a la frontera con Bolivia.

 La censura de Rospigliosi fue aprobada el miércoles en la noche por 62 votos a favor, 39 en contra y seis abstenciones. 

El Congreso, unicameral, tiene 120 miembros. En el Congreso, el primero en cuestionar la gestión de Rospigliosi fue Mauricio Mulder, cuyo partido, el Aprista Peruano, presentó la moción de censura contra 6 el ministro "por no haber tomado medidas inmediatas para sofocar la violencia en Ilave, que terminó con el linchamiento del alcalde ".

El alcalde de Ilave, Cirilo Fernando Robles, fue linchado el lunes 26 de abril 2004 por airados pobladores que lo sacaron de una casa, lo arrastraron a la calle y golpearon hasta causarle la muerte. Robles era acusado supuestamente de malversación de recursos municipales. La violencia en Ilave comenzó el 5 de abril cuando los lugareños bloquearon la carretera principal de esa región e incluso impidieron el paso a Bolivia por un puente internacional. 

El 5 de mayo fue censurado y quedó en el ambiente la percepción de que el mismo Toledo le había bajado el dedo . 

Tres días después de la salida de Rospigliosi, es nombrado como ministro del Interior , Javier Reategui Rosello , empresario del entorno del presidente Toledo , fundador de la Chakana . Como los anteriores ministros, estaba muy lejos de ser el ministro ideal que se requería para esa cartera, por lo tanto, no se le auguraban mucho tiempo en el portafolio .


 

Se rumoreaba en los pasillos políticos que su designación obedecía a que nadie quería tomar este puesto porque era una “papa caliente “ y que era un “ministro bisagra “, un “todoterreno”. Todos los ministros y directores generales de la PNP, después de Fernando Rospigliosi y Gino Costa, arrastraron la odiosa, pero infaltable comparación, con sus gestiones. se debió a que de manera inteligente y astuta, ambos dejaron la falsa estela, un tanto inflada por sus amigos incondicionales del gremio de periodistas y la "izquierda caviar " que habían sido los mejores ministros en manejar los temas de la reforma policial y la seguridad ciudadana; entonces, cada vez que entraba un nuevo ministro, cargaba con la cruz de superar a Rospigliosi y Gino Costa. El general PNP , Félix Murazzo , cuando ingresa como ministro del Interior, dejó de lado el término “reforma policial “ y empezó a usar el de “modernización 7 de la policía”. 



En su gestión ministerial fue acompañado por el general PNP Marcos Miyashiro Arashiro como director general PNP y por primera vez en la historia policial, el Ministerio y la Policía eran manejados por dos “código 2”(ex PIP), coincidencias de la historia .

 A los pocos meses , empezó una implacable y persistente campaña de desprestigio contra Murazzo a través de la prensa para traérselo abajo. Tuvo que ir a dar explicaciones al Grupo de Trabajo de la Comisión de Defensa del Congreso que investigaba el supuesto seguimiento policial al propietario de Frecuencia Latina .

 Este ministro tardó mucho en darse cuenta que detrás de esta soterrada campaña se tendían hilos invisibles que venían desde la época en que formó parte de un equipo de investigación del Caso “El Padrino “ ( 1985). 

En las sombras maquinaban tumbárselo las "serpientes de larga memoria"( enemigos que nunca olvidan ).Uno de sus principales colaboradores , amigo y asesor personal , el mayor PNP en retiro, Juan Gaviria, quien había trabajado con él en INTERPOL , durante el gobierno de Alberto Fujimori, aseguraba que su ex jefe estaba vinculado al SIN , lugar donde se había reunido con el Almirante Rosas y Vladimiro Montesinos. Como era de esperarse y para poner paños fríos a este tema, Murazzo es reemplazado por Rómulo Pizarro Tomassio, administrador de carrera, dirigente de Perú Posible y ex jefe de campaña del presidente Toledo . 



Cuando ingresa el último ministro del Interior , el diagnóstico del sector arrojaba una bajo nivel de confianza de la población en la policía, elevada percepción de inseguridad ciudadana, pocas acciones concretas e integrales en seguridad ciudadana, deterioro y casi nulo mantenimiento del parque automotor, escaso sistema de información para visualizar focos y ámbitos de la delincuencia, problemas de transparencias y corrupción ( combustibles, medicinas , adquisiciones, etc.), remuneraciones congeladas en la policía , deudas de vacaciones , viáticos y otras deudas impagas, etcétera . Haciendo un balance de la gestión de los cinco ministros antes mencionados , podemos extraer algunas situaciones comunes que se les presentaron a todos ellos : todos encontraron al ministerio con un déficit presupuestario que fluctuaba entre el 31% al 43% y el 90% del presupuesto es utilizado para cubrir la planilla y las obligaciones; la policía carecía de autoestima, tenía mala imagen, existía un déficit en cuanto a recursos humanos ( en el 2001 , eran 93,823 efectivos en situación de actividad , actualmente deben ser menos de 90 mil efectivos ), 571 millones de nuevo soles era el compromiso y la deuda que tenía la PNP, entre los que se incluye la deuda de 150 millones de nuevos soles con los proveedores, considerando los intereses de la deuda, la última compra de municiones y explosivos data de 1999 y parque automotor que tiene casi 20 años de antigüedad, los policías estaban desmotivados por los retrasos y manejo irregular de los ascensos, la labor policial subvaluada y sometidos a injustos castigos y desprotección en el derecho de defensa, cuando incurren en delitos por cumplimiento de la función, baja calidad de vida y bienestar , problemas de racionalización y rotación adecuada del personal de acuerdo a su especialidad , escasos recursos logísticos , falta de capacitación y carencia de perfiles profesionales y académicos , así como una inacabada reforma policial . 

Al final del quinquenio del Gobierno de Alejandro Toledo , la Policía continuaba siendo una institución incompetente, improductiva, canibalizada por otras instituciones y podemos concluir que el quinquenio del presidente Toledo, en cuanto al Sector Interior y la seguridad ciudadana , fue un quinquenio perdido. 11 de noviembre 2020 Benedicto Jiménez (Acero)

domingo, 1 de noviembre de 2020

Sexo y poder : mezcla explosiva que nos puede llevar a la perdición.

 

Sexo y poder : mezcla explosiva que nos puede llevar a la perdición.





La forma más segura de revelar el carácter de una persona no es la adversidad sino dándole poder( Abraham Lincoln)

 “¿Por qué renunció el superintendente de la Sucamec? Detrás de la salida de Carlos Tuse Lloclla hay una historia de acoso y hostigamiento sexual contra una de sus subordinadas. El Gobierno lo protegió hasta el final”.

Esta noticia circuló en la redes sociales y para los que conocemos a Carlos Tucse nos causó sorpresa y mientras no exista un pronunciamiento oficial o resultado de las investigaciones internas , Carlos goza de eso que se conoce como presunción de inocencia que ampara la Constitución Política .



Esta caso me hizo traer a la actualidad un tema que había desarrollado años atrás sobre “ sexo y poder:  mezcla explosiva que puede ser nuestra perdición “

Un hombre fuerte no necesita el poder y se dan casos en un hombre débil de carácter muchas veces es destruido por él , porque se juguetea morbosamente con el coyuntural poder del que goza, víctima de las ofuscaciones propia de esas pequeñas pasiones de la política a cuyo imperio estamos desafortunadamente expuestos, sin excepción y sin matices .

Pocos hombres que gozan de poder - principalmente el poder político- se resisten al "lomazo" de secretaria y se convierten en unos " tigres", se achibolan, empiezan a jugar tenis o se consideran que han vuelto a sus mejores años de los treinta.

El poder de por sí vuelve a los hombres locos , imagínense , el coctel molotov que resulta de sumarle el sexo sin control o desenfrenado .

Esto los convierte en ciegos , los obnubila y el "lomazo" empieza a gobernar su vida y sus decisiones.

Solamente aquellos que conservan la distancia con el poder y evitan que se mezcle con el sexo, únicamente ellos pueden descubrir la verdad ( así respondía años atrás el autor de Castigar y Vigilar a Paúl Rabinow en un diálogo sobre la prisión).

Existe una teoría que surge de la observación reiterada de casos , desde "Nerón " de la época romana hasta el "Nerón" del Imperio "Republicano" que ha hecho tambalear a una institución tutelar del Estado.

La curiosa relación entre el sexo y el poder que se expresa cuando mayor es la   concentración del poder en una persona, más es la admiración que despierta en los espíritus pueriles y faltos de personalidad.

Se produce aquí una relación directa que parece imposible de contrarrestar.

Esa intensa admiración hacia el que ostenta el poder frecuentemente se trasmuta en un intenso deseo sexual .

En realidad , ese erotismo no es provocado por la persona en sí sino por el poder que detenta.

Un caso se dio con Hitler .Algunas mujeres alemanas de su entorno habían confesado sueños eróticos con él quien en el campo onírico desplegaba maniobras y sugería posiciones que ponían en movimiento frenético a las más recatadas.

Existen personas que entrenadas en la genuflexión ante el poder, educadas en la reverencia al poder, van adquiriendo una atracción cada vez mayor hacia quienes lo ejercen.

Primero es la admiración que luego se suele transformar en un magnetismo irrefrenable y en deseos sexuales , muchas veces inconscientes.

La sublimación afrodisíaca es habitualmente subliminal y no explícita .

Se trata de un impulso sexual enmarcado .

Pero el poder como amor es de doble filo : se goza y se padece.

Al tiempo que genera un estado de livitación pura, genera también su contrario: la búsqueda de una felicidad irresistible y fugitiva, sólo comparable a la búsqueda de un amor idealizado que se ansía, pero se teme, se persigue pero nunca se alcanza.

El poder y el sexo , si bien son dos poderosas turbinas que impulsan la vida diaria de cada ser humano.es una mezcla explosiva que lleva al hombre o a la mujer a la perdición.

Análisis del Proyecto de Ley 5986 /2020-CR ( 14 agosto 2020) “Distritos Seguros”

 


El  Proyecto de Ley 5986 /2020-CR ( presentado el 14 agosto 2020) “Distritos Seguros”   por los congresistas Alberto de Belaunde de Cárdenas, Gino Francisco Costa Santolalla y Daniel Olivares Cortés, miembros de la bancada del Partido Morado, es la  expresión en carne viva del canibalismo de las funciones de la PNP , la contaminación política de la PNP , la “Municipalización de la PNP” y la  subordinación de la policía en su distrito o provincia al  alcalde y las Juntas Vecinales de Seguridad Ciudadana por lo que el alcalde  pasaría a ser el nuevo jefe del comisario principal en su jurisdicción distrital o provincial y las Juntas Vecinales podrían  seleccionar, evaluar y pedir el cambio del jefe policial provincial y del comisario principal ante el Ministerio del Interior , vulnerándose la Constitución Política , la Ley y el Reglamento de la PNP. 

Los congresistas Alberto de Belaunde de Cárdenas, Gino Francisco Costa Santolalla y Daniel Olivares Cortés, miembros de la bancada del Partido Morado, presentaron el 14 de agosto 2020 el  Proyecto de ley 5986/2020-CR con el objetivo de precisar los alcances de la cooperación que la Policía Nacional del Perú debe brindar a las municipalidades en materia de seguridad ciudadana, y fortalecer las capacidades de las juntas vecinales. 

En este Proyecto de Ley llamado “Distritos Seguros” busca que  precisar los alcances  de la cooperación que la Policía Nacional del Perú debe brindar a las municipalidades en materia de seguridad ciudadana, y fortalecer las capacidades de las juntas vecinales.

Escarbando en su apariencia, se observa que este proyecto de ley es la  expresión en carne viva del canibalismo de las funciones de la PNP , contaminación política de la PNP , la “Municipalización de la PNP” y la  subordinación de la Policía al alcalde y juntas vecinales . El alcalde   pasaría a ser el nuevo jefe del comisario principal en su jurisdicción distrital o provincial y las Juntas Vecinales podrían  seleccionar, evaluar y pedir el cambio del comisario principal ante el Ministerio del Interior . 

Según esta propuesta de ley , todos los meses, el comisario distrital debe informar al alcalde del distrito ,  mediante la vía adecuada, la relación de personal policial, las acciones y distribución de sus integrantes, y la evaluación de avance contra la inseguridad( Artículo 5°) .

Entonces, los alcaldes , de facto , son los nuevos jefes del comisario principal .

Al  pasar el comisario principal bajo la supervisión y control del alcalde distrital , quién  garantiza que estas autoridades políticas sean equilibrados( mental y psicológicamente ),  idóneos, capacitados, moderados y no extremistas  que pueden  pensar que la policía en su distrito está a sus órdenes y la utilicen para sus  intereses personales o para perseguir a sus enemigos .

Por ejemplo, el  ex alcalde de San Juan de Lurigancho , en época de campaña electoral , enviaba a cuidar los paneles al Serenazgo y la seguridad pasaba a segundo plano . 

¿Quién garantiza que lo mismo hagan lo mismos con el comisario del distrito y el personal policial bajo su supervisión y control ? 

También plantea que en el marco de los planes, programas y proyectos aprobados por los comités distritales de seguridad ciudadana, principal instancia de coordinación interinstitucional en esta materia, la Policía Nacional y los serenazgos adoptarán planes de acción integrados, pero la incorporación será Gratuita de los policías a los vehículos de los serenazgos, garantizando su presencia en los distintos turnos y la incorporación gratuita de los policías con capacitación en las centrales de emergencia a los centros de control y comunicaciones de los serenazgos, garantizando su presencia en ellos las veinticuatro (24) horas del día. 

¿Por qué el servicio de patrullaje combinado debe ser gratuito por parte de la policía?

Actualmente, los policías sacrifican su franco para el servicio de patrullaje combinado con los serenos pero esto tenía un precio que mitigaba el algo el magro sueldo del policía .

 Ahora, este servicio es gratuito y el pago le correspondería  al Estado.

Además, se integraría los sistemas de comunicación, de información delictiva y de denuncias, las estadísticas en una base de datos única y georreferenciada, que permitirá contar, entre otros, con un mapa actualizado del delito y de riesgos en el distrito, que identifique las zonas de mayor incidencia delictiva, los problemas de convivencia ciudadana y las zonas de desorden urbano y abandono físico. 

Todas las semanas habría reuniones entre el comisario distrital y el gerente de seguridad ciudadana, así como sus respectivos equipos, para analizar la evolución de la incidencia delictiva, evaluar el desempeño de ambas instituciones y planificar el despliegue de sus acciones futuras. Y, los serenos podrán apoyar al personal policial cuando sea necesario y procurar la descongestión del tránsito vehicular y peatonal a pedido del jefe policial provincial o del comisario distrital.

 Nuevamente se pretende despojar a la policía de una de sus funciones que es el control de tránsito . 

Regularmente, el jefe policial provincial y el comisario distrital deberán informar al alcalde de su jurisdicción y a sus respectivos comités distritales de seguridad ciudadana, sobre la situación de seguridad y la forma de implementación de los planes de acción integrados, especialmente con respecto ai servicio de patrullaje integrado . 

La tendencia de esta canibalización de las funciones policiales es darle al  alcalde distrital la facultad de verificación , supervisión e impartir directivas de cumplimiento obligatorio  quien , en  su calidad de Presidente del Comité Distrital de seguridad ciudadana y responsable de la conducción política de la prestación de este servicio, estará facultado para verificar, en cualquier momento, el cumplimiento de los planes de acción integrados, especialmente el servicio de patrullaje integrado en su jurisdicción, impartiendo  directivas, de cumplimiento obligatorio, por intermedio del jefe policial provincial o el comisario distrital, según corresponda, alineadas al plan local de seguridad ciudadana por lo que incurriría en  responsabilidad funcional quienes incumplan injustificadamente estas directivas o el alcalde que las imparte vulnerando la Constitución, las leyes y el respeto a los derechos humanos. 

También las Juntas Vecinales de Seguridad Ciudadana amplían sus funciones y roles .

A nivel del Perú existe un aproximado de 70 mil juntas vecinales pero no es significativo para la seguridad ciudadana porque se debe replantear el sistema de participación ciudadana para utilizarlas de manera más operativas y dentro de un diseño de las política de seguridad ciudadana . 

Con este proyecto de ley las Juntas Vecinales de Seguridad Ciudadana tendrían participación en:

·         La selección, evaluación de desempeño y remoción del jefe policial provincial de su jurisdicción.

·         Solicitar al Ministerio del Interior un informe detallado sobre el proceso de selección del jefe policial provincial o comisario distrital de su jurisdicción, y sobre el desempeño profesional del jefe policial o comisario distrital de su jurisdicción en otras dependencias de la Policía Nacional del Perú

·         Solicitar al jefe policial provincial o comisario distrital de su jurisdicción la realización de una audiencia pública en la que se informe sobre las acciones, avances, logros y dificultades en materia de seguridad ciudadana a nivel provincial y distrital, la ejecución de las políticas, planes, programas y proyectos de seguridad ciudadana y la gestión administrativa y presupuesta correspondiente.

·         Remiten al Ministerio del Interior un informe sobre la responsabilidad y eficiencia en el desempeño profesional del jefe policial provincial o comisario distrital de su jurisdicción.

·         Solicitan la remoción del jefe policial provincial o comisario distrital de su jurisdicción en casos de manifiesta falta de diligencia en el cumplimiento de los planes y acuerdos adoptados por el Comité de Seguridad Ciudadana respectivo, y/o por la Policía Nacional y el Municipio o Serenazgo. 

¿Quién garantiza que las juntas vecinales puedan recomendar la selección o cambio de un comisario o jefe provincial con un sentido objetivo alejado de todo subjetivismo o prejuicio? 

Se integraría los sistemas de comunicación, de información delictiva y de denuncias, las estadísticas en una base de datos única y georreferenciada, que permitirá contar, entre otros, con un mapa actualizado del delito y de riesgos en el distrito, que identifique las zonas de mayor incidencia delictiva, los problemas de convivencia ciudadana y las zonas de desorden urbano y abandono físico.

Todas las semanas habría reuniones entre el comisario distrital y el gerente de seguridad ciudadana, así como sus respectivos equipos, para analizar la evolución de la incidencia delictiva, evaluar el desempeño de ambas instituciones y planificar el despliegue de sus acciones futuras.

Finalmente, en cuanto a la estructura orgánica de la PNP se modificaría los artículos 7, 20 y 24 de la Ley de la Policía Nacional, Decreto Legislativo 1267 para crear las comisarías distritales y en los distritos donde exista una sola comisaría, ésta constituye la comisaría distrital y su jurisdicción corresponde a la de la municipalidad y donde exista más de una comisaría, la suma de todas sus jurisdicciones corresponde con la de la municipalidad y la principal será considerada la comisaría distrital. 

El  proyecto de ley contiene una serie de propuestas que tienen como fin principal  municipalizar o politizar a la Policía Nacional  poniéndola a  merced de los Alcaldes (arts. 5 y 13) y de las Juntas Vecinales (art. 1, Capítulo II,  arts. 15 y 16). 

 

Este último término ( politización ) lo utiliza el  coronel PNP (r ) Juan José Santivañez Marín,  Gerente General del Instituto Iberoamericano de Seguridad Ciudadana - IBASEC .

 

Además, el Proyecto de Ley N° 5986/2020-CR contraviene la Constitución Política del Perú, la Ley de la Policía Nacional ( DL 1267 del 16/123/2016)   y su Reglamento ( DS N° 026-2017-IN)  del 13 de octubre 2017) , entre otras norams que tienen relación con la seguridad ciudadana (Ley N° 27933 del SINASEC y su modificatoria DL No. 1454 ),  el   DS N°. 011-2014-  Reglamento de la Ley 27933 -Ley del Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana)

 

¿Por qué contraviene la Constitución Política?

 

El art. 166º de nuestra Carta Magna, establece la finalidad fundamental de la Policía Nacional del Perú ; el Art.  168º ,  las  leyes y los reglamentos respectivos determinan la organización, las funciones, las especialidades, la preparación y el empleo y norman la disciplina de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional;  el  art. 169º , la PNP está subordinada al Poder Constitucional .  Ello implica no solo su sujeción a la Constitución Política del Estado, sino también al Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas y de la PNP representado en la persona del Presidente Constitucional de la República.

 

¿ Por qué contraviene la Ley de la PNP y su Reglamento?

 

El  Decreto Legislativo N° 1267 Ley de la Policía Nacional del Perú señala lo siguiente :

 

Art. 1.- La PNP  tiene competencia compartida en el tema de seguridad ciudadana.

 

Art. 2.- funciones , inciso 10.- Realizar las funciones de investigación policial por iniciativa propia o bajo la conducción jurídica del fiscal en concordancia con el CPP y las leyes de la materia .

 

Art. 5.- Derechos del personal policial .- No acatar disposiciones que constituyan una manifiesta violación a la constitución y leyes .

 

Incompatibilidades :  Prestar  servicios de seguridad privada durante la jornada de trabajo o cuando se afecte y/o interrumpa la continuidad de la función policial .

 

Art.  7 .- Estructura orgánica , inciso 8 :  órganos desconcentrados : macroregiones, regiones y comisarías, los mismos que dependen de la Sub Comandancia General .

 

Art. 22.- Regiones Policiales abarcan un Departamento a excepción de Lima y Callao   .

Las  comisarías dependen de las regiones y existen urbanas y rurales .

 

El proyecto de ley crea nuevas figuras que pueden entrar en conflicto con las que actualmente existen – Por ejemplo:

 

1.    Crea la figura del único jefe policial provincial responsable de todos los servicios que se brinda en una jurisdicción ( prevención, investigación, orden y seguridad)

2.    Crea la figura del comisario de la comisaría principal responsable de los servicios que se brinda en una jurisdicción, quien dirige, coordina y supervisa y evalúa la labor de los otros comisarios y depende del jefe policial provincial y representa a la institución ante el alcalde y las autoridades locales .

3.    Se señala que la investigación criminal está sujeta a la conducción del fiscal ( no especifica si es jurídica o material ) y que no se podrá utilizar sus recursos en los servicios de prevención ni para el mantenimiento del orden público o restablecimiento.

4.    El jefe policíal provincial y el comisario principal no podrán removerse durante dos años, prorrogables a otros dos años y en caso que por necesidad del servicio se requiera su remoción debe ser temporal y previa comunicación con la municipalidad .

 

Por ejemplo, este jefe único policial provincial es el Jefe de la Región Lima o es un personaje distinto.

 

Fórmulas fallidas

 

Ha habido fórmulas fallidas en cuestión de planes de seguridad ciudadana que ha aplicado el llamado “Poder Civil”- por no decir caviares - que empiezan a meterse en el Mininter en el   gobierno de Alejandro Toledo, adueñándose prácticamente del  Ministerio del Interior donde estuvieron un tiempo bastante prolongado.

 

La experiencia del “Poder Civil “ en el Ministerio del Interior empieza en julio del  2001 cuando fue nombrado ministro del Interior el periodista Fernando Rospigliosi( permanece durante su primer período hasta el  27 de enero 2003), hasta cuando el  ministro del Interior , Gino Costa, presenta su renuncia irrevocable diciendo que las condiciones para que siga trabajando no estaban dadas ( se rumoreaba que tenía un reemplazo ) .

 Después de este período, llamado por Costa y Carlos Basombrío “ El  poder civil en el ministerio del Interior” o “los civiles en el Ministerio del Interior”, seguían añorando el  tiempo perdido  porque para el Poder Civil no existen otros quienes pueden dirigir este Ministerio y la PNP .

Las experiencias del Poder Civil  fueron  recogidas en el libro   “ Liderazgo Civil en el Ministerio del Interior “, donde figuran como autores Gino Costa y Carlos Basombrio   y sus defensores mencionan que este grupo de civiles fue el  equipo que tuvo un rol activo en el denuncia y oposición frontal al régimen de Fujimori y Montesinos así como en el esfuerzo por recuperar la democracia en el Perú y que asumieron la conducción del Ministerio del Interior  para realizar una reforma radical . Primero durante la gestión de Fernando Rospigliosi ,  luego en la de Gino Costa y finalmente, Carlos Basombrío. Se supone que debían llevar al sector interior nuevos estilos de gestión e impulsar en la  Policía Nacional del Perú (PNP) un proceso de reformas.




Después de esta edición ( Liderazgo civil en el Ministerio del Interior ), en Julio 2015, Gino Costa y Carlos Romero, publicaron el libro “ Lima. ¿ Cómo hacerla más segura? , editada a cuenta de la ONG  “ Ciudad Nuestra” cuyo presidente es Gino Costa Santolalla .



El libro trata sobre la situación de seguridad, violencia y delito en Lima Metropolitana . En la presentación agradecen al ministro del Interior, José Luis Pérez Guadalupe, y a su secretaria general, Pilar Díaz Ugas, por haberle  facilitado el acceso a información en la Dirección Ejecutiva de Personal de la Policía Nacional, donde nos atendieron el general PNP Víctor Carrera Quintanilla y el coronel PNP Edgar López Roncal.

El último intento del Poder Civil en el Ministerio se dio cuando el  28 de julio de 2016 es nombrado  ministro del Interior  Carlos Miguel Ramón Basombrío Iglesias y estuvo en dicha cartera hasta el 27 de diciembre 2017. 

Entre las principales recomendaciones del libro de Gino Costa  figuran :

·         Adecuar la organización de la Policía, el Ministerio Público y el Poder Judicial a la estructura política de la ciudad.

·         Adecuar las jurisdicciones policiales a las de los distritos y designar en cada uno de ellos a un único jefe policial, responsable de todos los servicios de prevención e investigación criminal.

·         En el caso de la Policía, se deberá crear la Policía Metropolitana de Lima.

·         Crear el Observatorio Metropolitano de Seguridad Ciudadana; integrar las estadísticas policiales y municipales en cada distrito.

·         Hacer realidad el Serenazgo Metropolitano a partir de la constitución de serenazgos sin fronteras en las mancomunidades municipales

·         Diseñar, en el Centro Metropolitano de Formación y Capacitación de Serenazgo (Cemfocas), un curso básico obligatorio para todos los serenos de Lima, de una duración no mayor de tres semanas.

·         Crear un mecanismo de transferencia de recursos a los municipios que presentan mayores problemas de seguridad ciudadana.

·         Poner en manos de los jefes policiales distritales todos los recursos humanos y logísticos del Escuadrón de Emergencia, de Los Halcones, del Escuadrón Verde y de los grupos Terna, entre otros.

·         Incorporar gratuitamente a efectivos policiales en todos los vehículos de los serenazgos, así como en los centros de control y comunicación municipal, durante las 24 horas del día.

·         Integrar todos los recursos humanos y logísticos de los serenazgos y la Policía en un solo plan de patrullaje distrital, dirigido por el jefe policial en coordinación con el gerente de seguridad ciudadana del municipio.

·         Establecer la evaluación periódica del jefe policial distrital por parte del alcalde respectivo, así como facultar a este último para que participe en la selección de dicha autoridad y solicite su remoción cuando corresponda.

·         Fortalecer el trabajo de organización comunitaria de la Policía, especialmente de las Oficinas de Participación Ciudadana (OPC) de las comisarías; equipar a las juntas vecinales.

·         Crear divisiones de investigación criminal (Divincri) en los 43 distritos de Lima, con una fiscalía penal con sede en cada uno de ellos

 

Entre otras recomendaciones . La mayoría de estas recomendaciones aterrizan en este proyecto de ley .

 

Pero , la realidad y la experiencia ha demostrado que el Poder Civil en el Ministerio del Interior lo único que han vendido es humo, ilusiones.   Por ejemplo, entre las   fórmulas fallidas propuestas por el Poder Civil  está el plan o estrategia multisectorial  Barrio Seguro (DS No. 008-2017-IN) que desarrolla el gobierno en algunas localidades del país en materia de Seguridad Ciudadana.  

Este plan fue formulado por  Gino Costa, Basombrio, Carrión Zavala , entre otros y fue un rotundo FRACASO por la falta de compromiso de los Gobiernos Regionales y Locales y de los otros organismos del Estado comprometidos en su ejecución.

 

Con este proyecto de ley se  menoscaba el rol y función del comisario y su capacidad operativa.

 

Su autonomía y capacidad de decisión  cae al suelo debido a que todos los  meses, el comisario distrital deberá informar al alcalde , correspondiente,  mediante la vía adecuada, la relación de personal policial, las acciones y distribución de sus integrantes, y la evaluación de avance contra la inseguridad cuando se debe  fortalecer su potencialidad para hacer frente a la delincuencia y la criminalidad, a fin de recuperar los espacios públicos y que ello permita hacer goce de nuestras libertades y derechos ciudadanos en un ambiente de paz y de concordia.

En resumen, el  Proyecto de Ley 5986 /2020-CR ( presentado el 14 agosto 2020) “Distritos Seguros”   por los congresistas Alberto de Belaunde de Cárdenas, Gino Francisco Costa Santolalla y Daniel Olivares Cortés, miembros de la bancada del Partido Morado, es la  expresión en carne viva del canibalismo de las funciones de la PNP , la contaminación política de la PNP , la “Municipalización de la PNP” y la  subordinación de la policía en su distrito o provincia al  alcalde y las Juntas Vecinales de Seguridad Ciudadana por lo que el alcalde  pasaría a ser el nuevo jefe del comisario principal en su jurisdicción distrital o provincial y las Juntas Vecinales podrían  seleccionar, evaluar y pedir el cambio del jefe policial provincial y del comisario principal ante el Ministerio del Interior , vulnerándose la Constitución Política , la Ley y el Reglamento de la PNP. 

2 de noviembre 2020

Benedicto Jiménez (Acero)